La singular arquitectura de los Pueblos Negros de Guadalajara

Javier Elcuaz del Arco

La Vereda

Los Pueblos Negros de Guadalajara se han convertido en un refugio de paz y soledad. La actividad humana se concentra en los pueblos más grandes transformados para recibir a los visitantes en un entorno respetuoso con la arquitectura tradicional donde reina la armonía.

Roblelacasa

Los recorridos propuestos por La Facendera nos llevaron por antiguos caminos y modernas pistas de tierra para conocer los lugares más interesantes de la comarca: el tortuoso y encañonado cauce del Jarama, aldeas abandonadas y recuperadas por interesados en conservar el patrimonio cultural, la obra escultórica de la naturaleza en la roca caliza, robledales, encinares y replantados pinares entre la pizarra dominante, sendas de montaña, cascadas… en resumen, unos paseos pensados para disfrutar de un medio, que aunque áspero y duro para vivir, es idóneo para sentir la llegada de esta primavera repleta de colores.

Bonaval

Ciudad encantada Tamajón

Campillo de Ranas

Bodegón Matallana

Ciudad encantada Tamajón

Puente Matallana

Cañones Jarama

Pradera Maldita

Despeñalagua

One thought on “La singular arquitectura de los Pueblos Negros de Guadalajara

  1. !Qué buenas fotos y qué nostalgia! Lo que no puede salir en las fotos es el olor a tomillo, a espliego, a romero… No sé si todavía se puede subir por la escalera de caracol a la bóveda del monasterio de Bonaval y ver al Járama tan chiquito todavía. Y tumbarte en la pradera que hay a la salida de Valverde de los Arroyos a ver caer la tarde… y el pan de Tamajón… Qué buen reportaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *