Retazos de un viaje fronterizo entre Estados Unidos y Canadá

Javier Elcuaz del Arco

Yoho

Un vez más nuestra experiencia norteamericana-canadiense ha salido redonda en todos los sentidos.
Nos esperaban en todos los lugares reservados y en los no reservados nos acogieron calurosamente. Es lo que tiene viajar por el mundo civilizado con tarjeta que responde.

Banff Mt Victoria

Los campings de los parques nacionales norteamericanos, además de muy baratos, cuentan con unas instalaciones muy equipadas y perfectamente mantenidas y, cosa curiosa, todo el mundo respeta las horas de silencio. La comida del país es estupenda y barata, comparada con los precios disparatados que pagamos aquí. En las Rocosas predomina la carne, de ternera y bisonte de granja. Los helados y dulces, para chuparse los dedos. No es de extrañar que haya tanto obeso.
La actividad pateadora preparada por Manolo Santervas también estuvo a la altura de las circunstancias, en alguna ocasión, incluso, por encima de la altura … de mi condición física. Así que también hubo alguna que otra jornada sabática para que no faltara de nada. Como el otro miembro del grupo estaba pletórico de fuerzas, esas jornadas las pasé en solitario buscándome a mí mismo, como hacen los protagonistas de las pelis de Hollywood. A parte del cansancio, poco más encontré.

Yoho Alce

Comenzamos el viaje atravesando la ganadera y despoblada Montana por sus rectas carreteras. El destino estaba al norte de Wyoming: el Parque Nacional Grand Teton; el nombre es el mismo que el del pico más alto de sus montañas. El origen del nombre, parece ser, pues hay controversia, procede del francés. En español usamos la misma palabra, pero con tilde por ser aguda. El lugar es perfecto para perderse por sus muchas rutas de montaña trazadas y perfectamente cuidadas. Aquí casi tropezamos con el primer oso, osa en realidad, que comía al lado del camino y nos obligó a hacer un pequeño rodeo, pues no se apartaba por más ruido que hacíamos (es lo que se recomienda en estos casos).
Los ocho mil kilómetros cuadrados de Yellowstone los recorrimos en coche, obviamente. Por eso nos dijo un ranger que sólo habíamos visto un cinco por ciento del parque, pero algo hay que dejar para poder volver en otra ocasión.

Glaciers

Estuvimos en los lugares de visita obligada donde la actividad geotérmica del supervolcán es más evidente. También hicimos algún paseíto y, nuevamente, casi tropezamos con otro oso. Como ya teníamos experiencia lo rodeamos directamente. En ambos casos las fotos quedaron penosas, pues a los osos negros les gustan los bosques espesos, con poca luz y, además, no es conveniente acercarse a ellos. Cuentan que uno que intentó fotografiar un oso de cerca ya no hizo nada más en su vida. La foto no se sabe cómo quedó.

Yellowstone Cañón

Tras otra jornada kilométrica por el estado de Montana, esta vez hacia el norte, llegamos al parque de Glaciers. Más lagos, montañas, glaciares y hasta una carretera panorámica para disfrutar. Nuevo avistamiento de oso, esta vez grizzly, que subía tranquilamente por el camino hacia las praderas de altura que tanto gustan a esta especie. Nosotros habíamos salido del camino para comer junto a un lago. Cuando ya íbamos a volver llegaron apresuradamente tres vociferantes caminantes y detrás de ellos … el oso que subía tan pancho. Esta vez ni ruido ni desvío. Lo vimos pasar, hicimos la foto y nos pusimos a caminar en dirección contraria.

Yellowstone Mammoth

Compartiendo frontera con Glaciers se encuentra el parque canadiense de Waterton, mucho más pequeño comparado con el anterior, pero con algunos lugares muy interesantes. Y de nuevo Canadá, donde recorrimos carreteras ya conocidas para ir a lugares desconocidos y que resultaron tan o más interesantes que los visitados el año anterior. Sin embargo nos encontramos con un tiempo muy nuboso y lluvioso que ayudó mucho para la macrofotografía a cambio de perjudicar las condiciones para  paisajes abiertos.

Yellowstone

Cabra de montaña

GRAND PRISMATIC

Atasco en Yellowstone

Grand Teton2

Grand Teton1

Groenlandia

One thought on “Retazos de un viaje fronterizo entre Estados Unidos y Canadá

  1. Caramba!!!! completamente diferente a latinoamérica,,, esta bien interesante
    darse el viaje a ese muy lindo país

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *