El Viajero Trotamundos. Agencia de Viajes


 

nov 08 2009

Siempre nos quedará Yoho. Retorno a las rocosas canadienses

Manolo Santervás Martín

rocosas2009-16

Nuestros recuerdos no son datos registrados objetivamente de los lugares que hemos visitado o de las experiencias que hemos vivido. Con el paso del tiempo, cada persona altera esos recuerdos, idealizando unos y demonizando otros según la personalidad de cada uno. Las rocosas canadienses quedaron grabadas en mí como un lugar idílico, incomparable, al que nada difícilmente podría igualarse (ver crónica del viaje del verano pasado). Este verano regresaría a ellas tras pasar tres semanas en los parques de EEUU (ver crónica de Yellowstone y Grand Teton) y frontera de Canadá (ver crónica de Javier Elcuaz de Glaciares y Waterton Lakes).

rocosas2009-06

rocosas2009-08

El temor de llevarme una decepción al encontrar que mis recuerdos eran mucho mejores que la realidad mostrada de nuevo, el miedo de romper un sueño que no correspondía con el lugar concreto, contrastaba con la ilusión de observar de nuevo aquello que tanto me había impresionado. Según nos acercábamos en coche sentía como el corazón latía más deprisa, sin ningún motivo aparente, más que saber si esos lugares habían calado en lo profundo de mí o era simplemente el nerviosismo del turista cazador de instantáneas al que sólo la novedad emociona unos instantes para rápidamente querer pasar página a otro lugar.

rocosas2009-14

rocosas2009-30

Atrás quedan las vivencias y el cansancio de tres semanas y un listón muy alto de superar por los sitios vistos… pero ¿hace falta superar algún listón o sólo disfrutar del estar aquí?. Llegamos a la ciudad de Banff, todo el viaje desde la frontera lo hemos pasado lloviendo, y continúa haciéndolo.

rocosas2009-25

rocosas2009-31

Nuestro plan de nueve días visitando Banff, Jasper y pasando tres días en Monte Robson se vio alterado profundamente por la meteorología. Igual que el año anterior tuvimos un tiempo excelente con sol todos o casi todos los días. Este año nos enfrentamos con frío, lluvia, nieve (sí, sí, nieve en pleno agosto), granizadas, viento… pero muchas veces, todo en el mismo día aderezado con ratos de sol que nos permitían contemplar la naturaleza de una forma distinta.

rocosas2009-23

rocosas2009-32

Cuando el sol irrumpe entre las nubes lo agradeces más y disfrutas más de él, sientes como su calor te da energía y seca tu empapado cuerpo. Cuando las nubes te tapan las cumbres, te sorprendes más cuando se abre el telón y se muestra ante ti el espectáculo sin igual de las agujas apuntando hacia el cielo. Cuando la lluvia arrecia sientes que no eres nada en esta maravilla natural ante el bramido de las cascadas o los ríos bajando impetuosos hacia el valle.

rocosas2009-22

rocosas2009-28

En algunos días con ratos de sol, visitamos los lagos Moraine y lake Luise, pudimos ver el lago Emerald (de los pocos que no pudimos contemplar el año anterior por las nubes) y yendo hacia Jasper nos acercamos a ver el idílico Caldrom lake. Un lago rodeado de glaciares, montañas, cascadas, solitario y con las aguas más azules que he visto nunca… y sin embargo estamos sólos en él. Hay que ascender casi tres horas para llegar pero nunca he sentido mayor recompensa por un esfuerzo que comiendo en su orilla.

rocosas2009-26

rocosas2009-27

El tiempo en Jasper es malo, muy malo, seguimos haciendo rutas pero decidimos cambiar el Monte Robson por Yoho. Me recorre un escalofrío cuando leo en mi diario del año anterior “yoho existe, yo he estado allí y sólo por eso merecería la pena vivir” ¿sentiré lo mismo este año?.

rocosas2009-24

rocosas2009-15

Bajamos de nuevo hacia el sur, pasamos dos noches en los albergues “salvajes” (con pocas comodidades pero están fenomenal de servicios y situación) de la Columbia Icefield. En estos albergues conoces mejor a algunos viajeros, como la japonesa Yoko con la que pasamos horas hablando y comparando las culturas de Japón y España, mientras la lluvia arreciaba en las ventanas.

rocosas2009-18

rocosas2009-19

Ese mismo día por la tarde hubo una tregua en el temporal y pudimos ascender al lago Helen y al pico Circo. Nos caen algunos copos de nieve en la ascensión y pisamos algunas rocas tapizadas por ellas para llegar a esta increíble cumbre rodeada de paisajes que te hacen pensar que estas soñando. En frente veo un lago al que cae una cascada desde un glaciar. Tras de mi veo otro lago enorme sobre el que hay una cumbre afilada como un castillo. A un lado tengo un glaciar con unas grietas profundísimas y a mi otro lado el bosque del que hemos salido que se pierde en el horizonte ¿sería capaz de imaginarme un paisaje semejante? Lo dudo sin embargo lo tengo frente a mí. Para finalizar el día observamos un magnífico arco iris al llegar al coche.

rocosas2009-20

rocosas2009-21

Vamos hacia Yoho, hacemos la ruta del lago Sherbrooke, cielo nublado con chubascos intermitentes. Ascendemos al Anfiteatro Niles por múltiples cascadas, prados llenos de flores, pasarelas sobre arroyos y torrentes humedecidas por las lluvias. Bajamos lloviendo de nuevo, sale el sol y decidimos subir al pico Paget. Desde el las vistas de los picos sobre el lago O´Hara son hipnotizantes. El sol se cuela entre las nubes y nos permite creer que estamos en un ambiente mágico. Bajamos cansados y nos vamos al albergue Wiskey Jack en Yoho.

rocosas2009-10

rocosas2009-11

Aquí estoy de nuevo, en el albergue que más me impresionó, en mitad de la naturaleza, en frente de la cascada Takakaw… hay cosas que nunca se olvidan y yo juré no olvidarme de esto y así ha sido. Me encuentro como en casa, el tiempo no es bueno, pero yo estoy feliz aquí. Mañana emprenderemos una ruta muy larga para despedirnos de este lugar.

rocosas2009-13

rocosas2009-01

Amanece mejor de lo esperado, con el sol asomando tímidamente y nos vamos hacia el lago Yoho, para seguir la highline, hasta enlazar con la iceline. Parte de la iceline la hicimos el año anterior pero las nubes que tapizan el cielo dan otras luces y otra perspectiva. Bajamos al lago Celeste, se pone a granizar, esperamos entre los abetos a que pare y atravesando praderías pobladas de flores llegamos al Little Yoho Valley. Ascendemos ahora a la montaña Waleback y por arte de magia las nubes nos dejan ver todo la majestuosidad de las montañas pobladas de glaciares frente a nosotros. A lo lejos vemos otras, por un momento sale el sol y los colores explotan por todas partes. Llegamos a lo alto de las cascadas gemelas, bajamos siguiendo el curso del río Yoho para llegar casi de noche al albergue.

rocosas2009-02

rocosas2009-03

rocosas2009-05

No podría imaginar mejor final para nuestro viaje, recorrer en último lugar lo que el año anterior vimos al principio y tanto nos impresionó. Comprobar que sigo igual de emocionado viendo estos lugares y que no se trató de un mero espejismo. En el diario de este año anoto tras este día “Si la vida se bebe a sorbos, los últimos tres días he bebido tragos llenos de pura belleza. Sé que volveré”.

rocosas2009-07

rocosas2009-09

2 Responses to “Siempre nos quedará Yoho. Retorno a las rocosas canadienses”

  1. Felipe says:

    INCREIBLEEE.
    Tenía muchas ganas de ir por allí, pero ya viendo tus fotos, me convence la idea de ir allí algún día.
    Gracias, y felices fiestas

  2. Billala says:

    Impresionante lugar impresionantes fotos. Me ha encantado como lo has contado.
    He dado con tu blog de casualidad, pero ha merecido la pena.
    Un saludo.

Deja un comentario