Inauguración de la 29ª edición del Cartagena Jazz Festival

Bela Fleck

Se abre mañana la 29ª edición del Cartagena Jazz Festival. Uno de los festivales con más solera del territorio nacional, que a punto de cumplir la treintena sigue apostando por una programación heterodoxa, donde el jazz se da la mano con otros sonidos. El pistoletazo de salida lo dará mañana viernes 6 de noviembre a las 21:30 horas en el Nuevo Teatro Circo de Cartagena y con un programa doble, una de las mejores voces del soul británcio James Hunter y el ya mítico y reivindicador del banjo, Béla Fleck, acompañado por la banda que más éxito le ha dado Los Flecktones.

Pero es que además por el Cartagena Jazz Festival pasarán Concha Buika presentando El último trago, la pianista japonesa Hiromi, el mágico Brad Mehldau, Marcus Miller con su revisión del Tutú de Miles Davis, el Cartagena Fernando Rubio, la gran Cassandra Wilson, John Scofield and The Piety Street Band, el mítico pianista Allen Toussaint, Miguel Poveda con sus Coplas del querer, Ryuichi Sakamoto, la afamada Rickie Lee Jones, la joven Imelda May, The Blind Boys of Alabama y el cool Nicola Conte. Las entradas para el programa doble de la inauguración Béla Fleck y James Hunter,  cuestan 18 Euros.

Conchabuika

Comienza el Cartagena Jazz Festival con uno de los grandes, Béla Fleck. Se llama Béla por Bartok, el gran compositor húngaro, y eligió el instrumento que le ha reportado fama mundial, tras escuchar de chaval aquel Dueling banjos con el que Eric Weissberg y Steve Mandell hicieron fortuna. Lejos quedan ya los tiempos en los que sus profesores advertían a Béla Fleck (Nueva York, 1958) que cambiase el banjo por otro instrumento si quería que la música le diera de comer. Desde que publicó Crossing the tracks, en 1979, ha grabado más de 20 álbumes, en solitario o con los Flecktones, y ha colaborado con un centenar largo de artistas. Viene a Cartagena con la banda que más éxitos les ha proporcionado, The Flecktones. El neoyorquino Bela Fleck, que lleva más de 30 años reivindicando el sonido del banjo con su mezcla de bluegrass y jazz, sigue transgrediendo géneros e innovando texturas, y es que los sonidos convencionales se le quedan pequeños. Su fusión le ha procurado la admiración de la crítica e infinidad de premios que incluyen nueve Grammy. Su música está viva y es que como dice Béla Fleck: “Me divierto como un crío cuando toco o cuando compongo, y encima me pagan por ello. Tal vez por ahí provenga el vitalismo de mis discos”.

Bradmehldau

Además, y en un programa doble, también participará James Hunter (Inglaterra, 1962). Él es un artista que recupera la esencia de la música negra de los años cincuenta y que se ha ganado el respeto de artistas como el mismísimo Van Morrison, que llegó a referirse a él como “una de las mejores voces y el secreto mejor guardado del soul británico”. El reconocimiento público le llegó en 2006, a los 44 años, pero para entonces James Hunter, ese tipo con pinta de señor normal, llevaba ya dos décadas componiendo canciones, cantando, tocando la guitarra y acercando su música a la de los grandes pioneros del soul y el r&b. Siendo un veinteañero, James Hunter decidió probar suerte en la música y compaginarla con su trabajo en una empresa de ferrocarriles. Grabó algunos discos en solitario sin mayor relevancia hasta que Van Morrison al escucharlo lo incluyó en su banda. Con el nuevo siglo le comenzó a llegar el éxito. Como ocurre con Eli Paperboy Reed, Hunter es uno de esos artistas cuyas canciones podrían perfectamente estar grabadas hace cuatro décadas, en la época dorada de la música soul. El heredero de Sam Cooke, Jackie Wilson y James Brown llega al Cartagena Jazz Festival para presentar su último trabajo The Hard Way.

FERNANDO RUBIO

Miguel Poveda, Maxi del Campo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *