PASEOS URBANOS “OSLO II”

Texto y fotografía de Kike

Vigeland

En Aker Brygge podemos coger un transbordador (ferry) para acercarnos a BygdØy, una península que mira también al fiordo y donde encontraremos urbanizaciones con bonitas casas y muchos museos, entre los que destacan el Museo Vikingo (Vikingskiphuset); pero para ver barcos vikingos hay que visitar el Fram-Museet. Aquí está también el famoso barco polar Fram. Enfrente el Kon-Tiki Museum, donde se puede ver la balsa de totora que se utilizó para la expedición de Sudamérica a la Polinesia tal y como lo hicieron los pobladores en tiempos precolombinos.

Vista de Aker Bryge y Radhuset desde Bygdoy

Kon Tiki

De vuelta a la ciudad, tomamos un tranvía para ir al Parque de Vigeland (Vigelandsparken), o parque Frorner. Encontraremos centenares de esculturas que Ernest Vigeland, famoso escultor noruego, donó a la ciudad,y que adornan el paseo que culmina con el monolito, una escultura de granito, relleno de hombres, mujeres y niños enlazados y amontonados entre sí. Aquí se encuentra la famosa escultura del niño enfadado. Era gracioso ver como sólo los turistas españoles nos hacíamos fotos jugando con las posturas de las estatuas, para asombro de los osleños.

Vigueland

Vigeland


En tranvía, por un paisaje extraordinario, ascendemos hacia la colina Holmenkollen, donde encontraremos el trampolín de saltos construido en 1892. El verano pasado se destruyó para construir uno nuevo con vistas la campeonato del mundo en 2011 que se celebrará allí. En ese complejo hay un museo del esquí y un simulador de de esquí. Desde lo alto del trampolín se divisa todo Oslo, y Oslomarka, un paraje natural que los habitantes de la capital utilizan para esquiar en invierno y hacer senderismo, bici e ir a merendar en verano, y está a 20 min de la ciudad en metro, (Frognerseteren). Era bonito ver todo nevado salpicado por pinos verdes que rompían esa monotonía.

Homelkollen

Frogenstern

Al volver a la capital nos zambullimos en el barrio de GrØnland, para visitar el museo Munch (Munch museet), donde podemos contemplar el famoso cuadro “el grito”. Un edificio moderno sólo dedicado a las pinturas, grabados y dibujos que este pintor expresionista legó al Oslo.

One thought on “PASEOS URBANOS “OSLO II”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *