48 HORAS EN EDIMBURGO

A Edimburgo la llaman la capital del Norte y es la ciudad perfecta como base para visitar la zona de las Lothians (Lago Ness, Elian Donan Castle, Inverness…) Hay un monton de formas de llegar, en tren desde Londres son como 4 horas pero muchas veces sale más caro que el avión (nosotros viajamos con British desde Heathrow, pero hay compañías de bajo coste como easyjet que vuelan desde Madrid)
Del aeropuerto al centro se va en bus y una vez allí ya no necesitas usar más transporte público porque la ciudad es bastante grande pero todo lo que hay que ver está justo en el centro. Lo típico está en la zona vieja con el Castillo justo en un extremo de la Royal Mile plagada de tiendas turísticas, con la catedral y el monumento a Adam Smith. Al final de la calle está el Palacio de Holyroodhouse residencia de la reina cuando está allí y justo enfrente el Parlamento creado por el arquitecto español Enrique Miralles (se puede visitar el hall y la sala de plenos gratis). El Palacio tiene también una antigua abadía medio derruída, jardines sólo abiertos en verano y un parque que lleva hasta Arthur´s Seat, la colina más alta con vistas sobre la Old Town.

Para la ciudad nueva hay que atravesar alguno de los múltiples puentes que te llevan directamente a la Princess Street, zona comercial donde está Jenners, el Harrods de por allí, y el monumento a Sir Walter Scott. En plan cultural también podéis visitar la Galería Nacional de Escocia y recomiendan mucho subir a Calton Hill para ver el amanecer o atardecer.
Más cosas que se pueden hacer es visitar el museo del Whisky, la cámara obscura, un tour por las catacumbas de la ciudad y sobre todo dar un paseo por las calles de la ciudad vieja como Victoria Street y tomarse un par de pintas porque tienen una cerveza riquísima.

Texto y fotografía de Teresa López Doriaga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *