LOS CAÑONES FLUVIALES DE LOS ARRIBES DEL DUERO

Piragüismo Transfronterizo en el gélido invierno

null

Las aguas antaño bravas del Duero amansadas por sucesivas presas, en plenitud de las fuerzas de la naturaleza, éstas esculpieron en la roca granítica de la estepa mesetaria, entre Portugal y España, a lo largo de 120 kilómetros, uno de los cañones más impresionantes de la península Ibérica. Protegida la zona como parque natural en los dos márgenes de su trayecto, por la espectacularidad de su paisaje y por los cuantiosos valores naturales. El paraje sirve de refugio a varias especies de aves rupícolas, como garzas reales, cigüeñas negras, cormoranes, alimoches, buitres leonados, águilas reales y águilas perdicera. La margen española se conoce como Parque Natural de los Arribes del Duero, mientras que la portuguesa se hace llamar Parque Natural do Douro Internacional.
Además de los valores descritos, los cañones fluviales del Duero, protegidos de la dura climatología de la meseta por los farallones rocosas y el bajo nivel del terreno sobre el nivel del mar, propician la existencia en la zona de una gran variedad de especies vegetales, algunas propias de zonas más cálidas, que se entremezclan con otras más norteñas de hojas caducifolias, lo que forma un mosaico vegetal muy diverso y rico en cromatismos que se acentúan durante la primavera y los otoños los otoños se prolongan en el tiempo.

null

En estos parajes del Duero internacional es posible practicar todo tipo de deporte, si bien es de suma importancia respetar los ciclos de la naturaleza para no molestar a los animales en su etapa reproductora y tambien ser respetuoso con el patrimonio histórico y natural que se conserva en estos territorios. Las mansas de agua que retienen las presas en el cañón de los Arribes, son propicias para realizar el piragüismo en cualquier época del año, pues el clima de estos cañones es templado lo que favorece la posibilidad de practicar en pleno invierno este espectacular deporte y mas cuando como en este caso, el paisaje que acompaña nuestra aventura por el río es un autentico espectáculo de la naturaleza en el que los animales y la vegetación acompasan el descenso tranquilo por las gélidas aguas.

null

null

null

null

null

null

null

null

null

null

Texto de Rafa Álvarez, fotografía de Antonio Gallego

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *