UN MOMENTO DE LUZ EN MEDIO DEL TEMPORAL EN EL PIRINEO NAVARRO

Manuel Santervás Martín

null

Aunque las previsiones meteorológicas eran malas y no fallaron, merece la pena acercarse a disfrutar las sensaciones de reencontrarse con el paisaje blanco, inmaculado, como montones de azúcar, modelados por el viento. La nieve convierte en mágicos los picos, en ilusiones las luces y engrandecen cualquier marco de montaña. En el valle del Roncal había caído abundante nieve los últimos días y dificultaba el acceso a cualquier punto, tanto en vehículo como andando.
Una ligera mejoría nos permitió lanzarnos hacia arriba a la búsqueda de cielos más amplios, nos dirigimos hacia el pico Txipeta a través del valle de Linza. La cantidad de nieve y el no estar aún asentada dificultaba el avance pero siguiendo a algunos pocos que llevaban raquetas conseguimos avanzar a la subida por el valle y a la bajada por una arista con espectaculares vistas. No duró mucho la tregua, el día siguiente volvió a amanecer cerrado y continuó el temporal, pero en nuestra mochila regresábamos con el primer contacto con la nieve este invierno adelantado.

null

null

null

null

null

null

null

null

null

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *