UNA NATURALEZA ACORRALADA POR LA AVARICIA DE UNOS CUANTOS

null

Una naturaleza herida, llena de alambres de espino es la que encontramos por todas partes cuando viajamos por los caminos y veredas. Una tierra esquilmada, cuarteada, agotada y llena de cemento y construcciones ilegales. Una sociedad empobrecida por la avaricia de unos cuantos que saquean permanente a la mayoría y les dejan a su suerte. Un mundo heredado de nuestros antepasados, no puede ser salvado por los buitres que han herido de muerte la tierra en la que viven millones de seres humanos.

null

null

null

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>