Los acantilados blancos de Dover

Texto y fotografía de Teresa López Doriaga

null 

null

 

Hola, que tal el verano? agobiados de calor? veniros a las islas que no pasamos de 20 grados y, salvo hoy que hace sol, y ayer que hizo casi bueno pues no ha parado de llover.
Pero al mal tiempo buena cara y excursiones los fines de semana con las que acabare siendo una guía experta de los típicos lugares turísticos ingleses, es lo que tiene no conducir aquí que dependes de las conexiones en tren y vas a donde va la mayoría.
En fin esta vez nos lanzamos casi al abismo, a ver los acantilados blancos de Dover. Y digo al abismo porque ver acantilados andando por encima de ellos no deja de tener su cosa, vamos que mas que verlos los entreves y aun así es un paseo bien agradable con Francia a un tiro de piedra. Y te planteas la cara que debían de tener los soldados por allí en la Segunda Guerra Mundial, que si se esforzaban veían a los alemanes preparándose el desayuno antes de atacar! Aunque en las fotos hayamos intentado sacar lo mejor de lo mejor tengo que reconocer que no es un sitio especialmente bonito, tiene un puerto enorme, hay mucha gente, radares y no esta muy bien cuidado pero para que nos diera un poco el sol no esta mal.
Y la tarde la pasamos en Canterbury, como otros millones de españoles porque éramos una plaga. Otra gran catedral gótica, impresionante por dentro y por fuera, y un pueblecillo con encanto. Había estado allí hace 5 años y ha sido chocante verlo tan cambiado. Lo que antes eran pequeñas tiendas en edificios del XVII ahora eran Zara o Vodafone, y como eso pues todo, da un poco de pena ver como al final da igual donde estés en el mundo que siempre ves las mismas tiendas en edificios más o menos modernos, no se si será eso lo que la gente quiere, reconocer cosas allá donde vaya, a mi desde luego me gustaba más antes.

null 

null

null

null

null

null

 

One thought on “Los acantilados blancos de Dover

  1. Las rocas blancas de Dover, tuve la suerte de estar allí, Gran Bretaña preciosísimos lugar, toda Europa es algo extraordinario. Pero en Gran Bretaña no hay que perderse para mí lo mejor, Los Cotwolds con sus pueblecitos de color miel de la época del esplendor de la lana, están de Oxford hacia la izquierda hasta llegar a Bath otra preciosidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *