DESIERTOS DE CALIFORNIA: JOSHUA TREE N.P.

VIAJANDO POR LOS PARQUE NACIONALES DE ESTADOS UNIDOS

null

null

Alguna vez hablando de la belleza austera del desierto, el interlocutor te sale con “No sé para que vas a ver un secarral teniendo cerca XXX”. En este caso por XXX se puede poner Las Vegas, Palm Springs, las playas de San Diego, … Solo puedo decir que pasamos dos días en este desierto del Sur de California y que me supieron a poco. En cierto modo se trata de una gran meseta elevada con unas sierras, todo muy seco, situada entra la falla de San Andrés y las montañas de San Bernardino. Amplios valles, curvas y horizontes suaves, diversidad de paisajes: pinares en las zonas más altas, bosques de yucas (Joshua Trees en inglés), inmensos pajonales, rocas aborregadas, barrancos, “bosques” de choyas (un espinoso cacto), eriales absolutos y una delicia: la lluvia. Porque llovió y bien. Dos desiertos absolutamente diferentes: el Mojave, absolutamente árido y el Colorado con algo de vegetación.
De la fiebre del oro del siglo XIX, quedan nombres que hablan del dramatismo de las vidas de aquellos mineros como Lost Horse Valley (el valle del Caballo Perdido), ruinas de sus cabañas y la soledad que se mantienen hasta el día de hoy.

null

null

null

null

null

Texto y Fotografía de Juan José Ramos Encalado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *