LA INDIA ES UN VOLCÁN DE INQUIETUDES QUE SE RETUERCEN EN TU INTERIOR

Texto y fotografía de Lorena Martín García

null

La India es algo más que tópicos sobre los olores, los sabores y los colores. La India no huele, se huele; no sabe, se saborea y no se ve, se admira. La india es un volcán de inquietudes que se retuercen en tu interior y se pelean por salir las primeras a descubrirse a sí mismas. Quieren palparlo todo para convertirse en si mismas, en lo que son: inquietudes incluso aún sin descubrir desde la infancia. Un viaje a la India significa llegar al fondo de ti mismo, reconocer tus entrañas y adolecerte de tus pocas penurias. No se conoce la India si uno cree fehacientemente conocerse a sí mismo. Porque en la India, te descubres. Recorrer la India descalzo es algo admirable. Esa quemazón que sientes en tu piel no es comparable con la que estás sintiendo en tu interior.
La India llega, se va adentrando poco a poco en ti y te roba el corazón como si de una geisha se tratara. Pero no lo hace sola. Tiene a sus vasallos, sus gentes, quienes hacen que la India sea como un rayo de sol que te roza y acaricia las manos. La india no duele ni está marchita. Ella no llora ni siente amargura. Solo goza y disfruta y estalla en miles de pájaros volando. Las gentes de la India son imanes para tu corazón. No se despegan nunca si tú no quieres que eso suceda y puede que incluso deseándolo, las imágenes de los hindúes se te graben en la retina aplastándose las pupilas y sintiendo como te recorren los sentimientos que creías no poseer.

La India no es grande ni pequeña, no es inmensa ni minúscula, la India es ese mundo que se cierra en la muerte de cada uno y que se abre cuando uno cree haber muerto. Estando en la India puedes creer que has fallecido, que has muerto súbitamente, pero no es así. Es tu savia naciendo lo que siente, la esencia que te permite que broten las partes que tenías convalecientes. Si descubres la India y no a ti mismo en ella piensa que quizá, hayas fallecido sin darte cuenta.

null

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *