LA TIRANÍA DE LAS EMPRESAS PROVEEDORAS DE TELEFONÍA Y ADSL

Después de varios meses de penuria y 32 días aislados totalmente del mundo y de las autopistas de la información, de nuevo estamos con vosotros conectados a la red. Como siempre dispuestos a disfrutar con vuestras comunicaciones, noticias y con el buen rollo de la aventura de los viajes y de los relatos que nos vais mandando, muchas gracias por estar siempre hay.

En estos días que tanto se habla en los medios de comunicación de los poderosos de la información, de la censura en China y otros países del mundo, me río yo de esa censura, como si en España no hubiese censura. Tres meses peleando con las compañías de telefonía, Telefónica-Orange, por un miserable ADSL que va más lento que la pata un gallo. La mitad del tiempo no tienes conexión y te cortan el servicio cuando les viene en gana, dejándote incomunicado y no creas que se molestan en llamarte para decirte el motivo…Te han privando de un servicio que dicen es un derecho universal. Y eso que durante este tiempo hemos pagado religiosamente, si no llegamos a pagar no se que hubiera sucedido, pero probablemente ha esta hora estaríamos ya en la cárcel. Esto sí que es censura, censura pura y dura, la censura que imponen las democracias capitalistas, primero están sus derechos, cobrar los 60 € por una basura y luego el servicio a los usuarios ya veremos.
Si llamas para preguntar, aparte de cobrarte la llamada a precio de oro, te mienten como si fueras un imbécil, o te dicen que la culpa es de Telefónica, si llamas a Telefónica te dicen que la culpa es de Orange… Una autentica merienda de negros a la que nadie pone coto y lo único que hacen es sacarte hasta el hígado.
Pero lo peor de todo, siendo lo anteriormente expuesto una autentica tiranía, es que cuando te pasan estas cosas te sientes impotente porque las reclamaciones, las protestas y el cabreo no valen de nada. Ellos se sienten amparados por el poder, la fuerza y el desamparo de los consumidores que no tienen quienes les defiendan, ni un lugar físico donde acudir para reclamar.
Estas líneas, aparte de servir como desahogo, es un aviso para navegantes que nunca viene mal, aunque creo que todos estáis al tanto de las practicas de Orange y Telefónica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *