Viaje al corazón de los antiguos Estados Proletarios

El Rincón del Trotamundos. Javier Elcuaz del Arco. 6/9/2007

Plaza Roja de Moscu

Nuestro amigo Javier, aprovecho sus merecidas y largas vacaciones para conocer lo que en su día fue el corazón del poder proletario, germen del nuevo orden mundial y la tan anhelada libertad, igualad y fraternidad entre los pueblos y los hombres.

Desierto del Gers

Pero lo que se encontró fue un renaciente y brioso capitalismo donde el opio del pueblo (las religiones) renace con fuerza y el culto al consumismo, la propiedad y el individualismo, es el mayor anhelo de estos antiguos comunistas.

Desierto del Gobi

Pero su decepción no fue tanta ya que vino cargado de nuevas emociones, recuerdos inolvidables y estupendos amigos. También se trajo un montón de buenas fotografías, algunas de ellas nos las ha enviado para que nuestros amigos viajeros y trotamundos, puedan disfrutarlas de ellas y de paso compartir las sensaciones que él vivió en su viaje por estos remotos territorios.

Transmongoliano

Pekín Mongolia Moscú

Del cuatro al veinticuatro de agosto visité estos lugares con la organización de Tuareg y en compañía de otros catorce viajeros con los que compartí lo mejor que todos llevamos dentro para hacer del viaje una experiencia placentera y enriquecedora.

Lago Terkiin Tsagan

La evolución que se ha producido en estos lugares desde su etapa comunista a la actualidad es tremenda: enormes contrastes económicos en Pekín; vuelta a la vida nómada en Mongolia en medio de verdes espacios inabarcables (Gobi incluido) donde puntean los colores oscuros del ganado y el blanco de los gers; los devotos vuelven a practicar el budismo en los coloridos monasterios reconstruidos tras los años de ateísmo marxista y las antenas parabólicas llevan los mensajes globlalizadores a los rincones más aislados donde se asientan los nómadas con lo imprescindible para la existencia, sin olvidar la hospitalidad hacia los viajeros/turistas que se acercan a ellos.

Hospitalidad nomada

Finalmente, durante unas pocas horas, bajo una ola de calor, el Moscú turístico nos deslumbró con la magnificencia y belleza de edificios y gentes.

Pekin

Tiempo para todo

Ulan Bator

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *