LAS AVENTURAS DE TERESA POR LA SIERRA

Cercedilla sin rastro ardillas

Texto y mapa de Teresa Lopez

AY que si lo se no vengo, después de deshechar la aventura que me proponían Rafa y Manolo por Gredos y de ir a dormir a Solana con los escaladores como premio de consolación, se nos ocurrió que igual no estaba mal pasar el sábado en la Sierra y ahí nos fuimos Ángel y yo. Sol, naturaleza, desempolvar un poco las botas y hacer fotos chulas para que Rafa me colgara en la página del blog. Pero no fue exactamente así.

El cercanías que nos llevo a Cercedilla era lo más parecido que he visto nunca al auténtico tren de la bruja, con los vagones atestados de niños gritones (es que no os lo podéis ni imaginar) una hora y pico para luego hacer 2 km por carretera hasta llegar al Centro de interpretación del Valle de Fuenfria donde nos dieron el mapa que os he intentado escánear. Y ala, otros dos kilómetros con el consabido tráfico de coches y de gente gritando,
ni pajaritos se oían todavía, ni nada. Y al empezar lo que era ya una de las sendas alegre familia tirando cáscaras de pipas.

Pero ya cuando realmente te pones a andar por fin sol, paisajes y tranquilidad, de lo que no tengo ni media foto porque me llevé la cámara sin pilas!!!Hicimos la ruta de los miradores de los poetas (la naranja) en un par de horas entre pinos, robles y abetos para llegar a ver una panorámica de Siete Picos y Navacerrada y para bajar enlazamos con el Camino del Agua (azul clarita) que prometía ser fresquito y resulta que su nombre es porque sigue el tubo que une el pantano de Las Berceas con los depósitos que hay cerca del pueblo, vaya día!!!!

Aún con todo estoy encantada de haber ido. Ah y una última cosa que me llamó mucho la atención, andar por allí se parecía un poco a andar por ciudad, nunca saludes si te cruzas con alguien, te miran con una cara muy muy rara.

null

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *