DE AVENTURA POR EL CABO DE GATA

Muchas gracias por tu felicitación y tus consejos en nuestra aventura por Almería y el Cabo de Gata. Tuvimos mala suerte con el tiempo, viajamos el miércoles por la tarde y dormimos en el coche en un bosque que estaba permitido acampar, cerca de las vías de escalada que Alber se moría de ganas de palpar la mañana siguiente y todo se quedó en una ilusión porque… lloviendo muchísimo miércoles, jueves y el viernes hasta las 3 pm. Entonces, nuestros planes de rutas a pie se redujeron al sábado.

null

El jueves desayunamos unas buenas tostadas de pan que dan por allí y partimos al camping de los Escullos donde montamos la tienda para tres días (gracias por aconsejarnos este camping… realmente estaba muy bien!!!). El jueves que llovía, no sabíamos qué hacer y se nos ocurrió entre tus consejos y los de una compañera mía de trabajo que es de Almería, ir a conocer la playa de los Muertos y el pueblo de Mojácar, cubiertos por el coche y el paraguas… la playa… una pasada!!!! es preciosa… como tú bien dices si no miras a la Central Térmica de las Carboneras… estuvimos escalando un poco en la piedra aquella, haciendo fotos y disfrutando del sonido del mar que hacía muchos meses que no lo oíamos… una maravilla!!! Mojácar también nos gustó, las vistas desde arriba bonitas pero… como buscábamos escondites, sin mucho turismo… pues este no era el mejor sitio.

El viernes dormimos mucho porque no paraba de llover. La tienda de verano que tengo de publicidad Malboro, que desde entonces adoramos, aguantó sin mojarse una sola gota por dentro!!!!! Desayunamos en la tienda y salimos en coche a la playa de Mónsul… No sé si fue por la bajada de la presión atmosférica o por la lluvia o por otro motivo, el caso es que a Alber le entró un sueño profundo y… me pidió dormir media hora en el coche… lo que se convirtió en 2 ó 3 horas… suficiente para que dejara de llover y nos despertara un sol resplandeciente que entraba por la luna del coche. Ahí empezó nuestro dinamismo vacacional 🙂 !!!!!! Alberto le cambió incluso el carácter… empezó a sonreír. Feliz cogió sus pies de gato y sin comer a las 4 pm palpó un poco la playa y a subirse por las paredes_boulder, que seguro que tú conoces también… yo con más calma… paseé, comí, leí un rato y porqué no, me puse los gatos un ratino. Alber se echó un amigo asturiano que decía que había venido a Almería huyendo del mes lluvioso asturiano que llevaban sufriendo y… se encuentra con esta sorpresa en el sur. En fin, que por si todavía no estábamos contentos, nos metimos una buena parrillada de pescaítos frescos para el cuerpo antes de tener felices sueños en la tienda.

El sábado prometimos el oro y el moro. Un día soleado que no nos lo creíamos nos animó a dejar el coche en las Negras y emprender camino hacia la cala de San Pedro y el más allá pero… caminamos hasta dicha calita y nos tuvimos que conformar con la magia del mogollón de gente que había allí porque no encontramos el camino hacia el más allá. Cogimos un sendero que iba por los acantilados. Vistas muy bonitas pero caminando por piedras que se movían,

null

Rosa y Alberto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *